,

Yoga para niños: ellos también necesitan relajarse

yoga

Está claro que alcanzar un estado de relajación no sólo es cuestión de adultos. Algunos niños y adolescentes son tendentes a la hiperactividad y al estrés debido a sus rutinas y acciones diarias. Muchas son las actividades que asumen diariamente -tanto en el aula como en casa- y eso se percibe en el comportamiento físico y mental. Por ello, para mejorar su estado de ánimo, manejar las emociones, incentivar la creatividad y sobre todo estimular la atención, se desarrollan diferentes metodologías de acción como: la relajación muscular, la respiración calmada y consciente, la confección de mandalas o la práctica de Yoga para niños, -no tan conocida en nuestro país-. En relación a esto, por tanto, hablaremos sobre los diversos tipos y técnicas de relajación que pueden realizar, los beneficios alcanzados e instrucciones a seguir.

En primer lugar, la relajación muscular consiste en alternar la intensidad de los músculos del cuerpo, contrayéndolos y relajándolos sucesivamente. Esta técnica necesita que el niño o adolescente esté concentrado para que pueda funcionar correctamente. Además, el ejercicio irá haciéndose progresivamente en orden, desde el cuello, tórax y espalda hasta llegar a las piernas. Esta práctica debe repetirse entre 3 y 6 veces en una duración de tiempo no mayor a los 10 segundos.

En segundo lugar, la respiración calmada consiste en enseñar a los niños a controlar en situaciones de nerviosismo su propia respiración, para que ésta sea profunda y eficiente. A veces, los escenarios y ambientes en los que se produce un conflicto hacen que el menor alcance una situación de estrés y ansiedad, generándose así una mala respiración acelerada con un pulso cardíaco elevado. Por eso, con una respiración consciente, le ayudará a estar en calma, en el estado de “normalidad” en el que se encontraba antes del conflicto.

En tercer lugar, la realización de mandalas es una de las técnicas más solicitadas por los niños y que más utilizan padres y profesores en las aulas educativas. Los mandalas son, básicamente, círculos de diversas formas y temáticas para colorear que favorecen y estimulan la concentración de la mente. El objetivo primordial es el de desinhibir tensiones acumuladas.

 

niña yoga

Niña haciendo yoga

Por último para finalizar con esta entrada, hablamos del yoga infantil. El yoga es una práctica india que relaciona la meditación con el cuerpo, el alma y la naturaleza. Entre sus beneficios está mejorar la salud, fortalecer el cuerpo y alcanzar un equilibrio completo. Lo bueno del yoga infantil es que se presenta como un juego para desarrollar la mente con elementos naturales que a los niños resultan interesantes a la par que divertidas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.